| CATARATAS |

Dentro de nuestros ojos, tenemos un lente natural transparente conocida como el cristalino, refracta los rayos de luz que entrar en el ojo para ver los objetos.

Si una persona tiene catarata, el cristalino se nubla. Es similar a mirar a través de una ventana que se encuentra empañada o con polvo. Con cataratas, los objetos pueden verse borrosas, nubladas o con menos color.

 

La catarata es la opacidad total o parcial del cristalino produciendo disminución de la agudeza visual. Suelen ser bilaterales y asimétricas. Su origen puede ser genético, aunque se produce frecuentemente por el envejecimiento, a partir de los 50 años. Es en esta edad cuando el cristalino empieza a perder elasticidad, se endurece, pierde la transparencia y se vuelve opaco. Además, se pueden acelerar por la exposición excesiva a la radiación Ultravioleta, lesiones inflamatorias del ojo, algunos medicamentos, tabaquismo, traumas, diabetes, enfermedades celiacas no tratadas, enfermedades oculares como alta miopía, glaucoma, etc.

 

Progresión de los síntomas de catarata

Algunos de los cambios que puede notar en su visión si tiene catarata son:

  • Visión borrosa.

  • Ver doble (cuando ve dos imágenes en lugar de una).

  • Mucha sensibilidad a la luz.

  • Tener dificultad para ver bien en ambientes con poca luz o de noche.

  • Necesitar más luz para leer en ambientes oscuros.

  • Deslumbramientos a la luz intensa.

  • Halos alrededor de los focos de luz.

  • Ver los colores brillantes atenuados o amarillentos.

  • Disminuye la sensibilidad al contraste, es decir, hay dificultad de diferenciar los contornos de un objeto del fondo en el que se encuentra situado.

  • Miopización del ojo (ver peor de lejos) con aumento de la visión de cerca (ver mejor de cerca). 

 

¿Qué causa las cataratas?

El envejecimiento es la causa más común de las cataratas. Esto se debe a cambios normales en el ojo que se producen después de los 50 años aproximadamente. A partir de esa edad, las proteínas normales del cristalino comienzan a desintegrarse. Esto hace que el cristalino se vuelva “nublado”. Las personas de más de 60 años suelen tener sus cristalinos algo “nublados”. Sin embargo, puede que no se tengan problemas de visión hasta años después.

La mayoría de cataratas relacionadas con la progresión de la edad, se desarrollan gradualmente. Como resultado, es posible que no se perciban de inmediato los cambios en la visión o las señales de cataratas en su estado temprano de desarrollo.

Otras razones por las que puede tener catarata además de las anteriores son:

  • Tener parientes, hermanos, hermanas u otros familiares con cataratas.

  • Tener determinados problemas médicos, como diabetes.

  • Haber tenido una lesión ocular, una cirugía de ojos o tratamientos de radiación en la parte superior del cuerpo.

  • Haber pasado mucho tiempo bajo el sol, especialmente sin gafas de sol que le protegen los ojos de los rayos ultravioletas (UV) perjudiciales.

  • El uso de ciertos medicamentos, como los corticoesteroides, puede causar una temprana formación de cataratas.

 

La mayoría de las cataratas por la edad se desarrollan gradualmente. Otras cataratas se pueden desarrollar más rápidamente, como en personas jóvenes o en personas con diabetes. Es imposible saber cómo de rápido se desarrollará una catarata en una persona.

¿Puede retrasarse el desarrollo de las cataratas?

Proteger los ojos de la luz solar es la mejor manera de retrasar la catarata. Usted debe usar gafas de sol que filtren los rayos de luz ultravioleta (UV) del sol. También puede usar gafas con lentes fotocromáticas (las lentes se oscurecen con la exposición al sol).

 

¿Cuál es el tratamiento de las cataratas?

 

Es muy importante el diagnóstico precoz mediante revisiones oftalmológicas frecuentes. Cuando empiezan las cataratas aunque el paciente pueda realizar sus tareas cotidianas es conveniente el uso de gafas de sol o lentes fotocromáticas para evitar deslumbramientos, cambiar la potencia de las gafas para ver mejor, estar en ambientes con buena iluminación. De esta forma mejorará al máximo la calidad de su visión.

 

Desde que se empieza a notar una pérdida de visión, el paciente ve peor, que afecta a sus tareas cotidianas, es aconsejable realizar la extirpación de las cataratas. La cirugía es el único tratamiento eficaz para esta patología.

¿En qué consiste la cirugía de cataratas?

La cirugía se realiza por la “facoemulsificación”, es una técnica muy segura. Consiste en extraer el cristalino opaco y sustituirlo por una lente intraocular (monofocal o multifocal). Tras esto los pacientes poseen una buena visión. Se realiza mediante anestesia local, primero en un ojo y a los pocos días el otro. Es una cirugía corta ambulatoria, es decir, después de la intervención el paciente se va a su casa. El paciente después debe de seguir un tratamiento con antiinflamatorios y antibióticos durante varios días. 

 

Pronóstico tras la cirugía de cataratas:

El pronóstico de la cirugía de cataratas es muy bueno. A los pocos días de la intervención, los pacientes pueden hacer una vida normal. Aunque se debe tener presente ciertos cuidados como evitar el contacto con agua en los ojos, no realizar natación, ni ejercicios que puedan traumatizar el ojo como boxeo o jugar al tenis. En definitiva, la recuperación es muy rápida y es una de las técnicas quirúrgicas oftalmológicas con más éxito.