| GLAUCOMA |

El glaucoma es una patología que atrofia las células retinianas y lesiona el nervio óptico. Es una de las principales causas de ceguera en el mundo. La mayoría de las veces es consecuencia de una elevación de la presión intraocular (PIO) al aumentar la producción o disminuir el drenaje del humor acuoso. Sin tratamiento, se produce deterioro del campo visual hasta llegar a la ceguera.

 

La “hipertensión ocular” consiste en un aumento de la PIO y sin alteraciones en el ángulo de la cámara anterior, el campo visual y el nervio óptico.

 

¿Cuáles son los factores de riesgo de glaucoma?

El riesgo es mayor cuando aumenta la PIO, en personas con antecedentes familiares de glaucoma, mayores de 40 años, diabéticos, miopes, hipermétropes, cuando están bajo tratamiento con corticoides oculares o sistémicos. El riesgo es mayor en córneas finas que en córneas gruesas. Es más frecuente en mujeres porque tienen la cámara anterior más plana que los hombres.

 

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?

El glaucoma muchas veces se detecta a través de un examen oftalmológico de rutina. Todas las personas mayores de 35 años deben de controlarse la tensión intraocular cada 2 años, y anualmente si tienen factores de riesgo. El glaucoma se valora con exploraciones no dolorosas mediante un examen ocular completo en la lámpara de hendidura, gonioscopia y fondo de ojo. Además es imprescindible hacer una tonometría (medición de la PIO con aparatos especiales ya sea sin contacto o por contacto), paquimetría (medición del grosor corneal central y periférico), campimetría (estudio del campo visual central y periférico) y Tomografía de coherencia óptica (OCT).

 

¿Qué tipos de glaucomas existen?

Existen dos tipos principales de glaucoma, de ángulo abierto y de ángulo cerrado.

El glaucoma de ángulo abierto es el más común. Tiene una progresión gradual, no es doloroso y no causa ningún cambio en la visión al principio. Produce una pérdida de visión lenta y progresiva, pero la visión central se mantiene hasta el final de la enfermedad.

El glaucoma de ángulo cerrado se produce cuando hay un cierre del ángulo de la cámara anterior en personas predispuestas con cámaras planas. Al cerrarse el ángulo, la PIO sube de forma brusca (mayor de 60 mmHg) y el ojo se vuelve rojo con intenso dolor, congestión vascular, edema corneal y pupila fija en midriasis media con disminución visual y halos de color alrededor de las luces. Los pacientes presentan dolor de cabeza, náuseas y vómitos. 

 

¿Cuál es el tratamiento?

Tratamiento farmacológico con colirios hipotensores que reducen la PIO.

 

Tratamiento con láser: Iridotomía, trabeculoplastia y ciclofotocoagulación con láser de diodo.

Tratamiento quirúrgico: la esclerectomía no perforante, trabeculectomía, dispositivos de drenaje (válvulas) y cirugía mínima invasiva.

 

Si tiene problemas de presión intraocular, glaucoma o quiere recibir información no dude en ponerse en contacto con nosotros. 

Glaucoma_975x425.png